¿QUÉ PODEMOS HACER POR TI?

ACOMPAÑAMIENTO

Programa de Acompañamiento Inclusivo

El proceso de enseñar  y aprender hoy, exige a las instituciones educativas implementar programas que respondan a una realidad en constante cambio, que requiere una mirada integral en la que se considere a todos los agentes educativos en el centro educativo y en su entorno familiar.

El programa de apoyo se brinda en dos modalidades:

1) Apoyo directo en el Centro Semilla 
Dirigido a: 
  • Niños que han atravesado intervenciones quirúrgicas a nivel cerebral y/o corporal por causas múltiples. 
  • Niños inmigrantes que presentan desfase pedagógico y requieren consolidar habilidades para insertarse en un sistema educativo regular.
  • Niños que presentan dificultades de rendimiento y/ó socio-emocionales en una institución educativa y que requieren un proceso de reorganización de habilidades para volver a insertarse en el sistema educativo regular. 
  • Niños que han atravesado un proceso de adopción y requieren de un espacio y tiempo de organización emocional y de habilidades pre-requisito académicas y sociales para insertarse posteriormente a un centro educativo. 

2) Apoyo en el Centro Educativo 

Dirigido a:

Niños que presentan un desorden en el proceso de neurodesarrollo en evolución y que se han insertado a un sistema educativo regular. El profesional que acompaña el niño en el aula trabaja de la mano con el equipo docente y el departamento psicopedagógico del centro educativo que ofrece educación inclusiva, con el fin de potenciar el nivel de prevención, atención e intervención temprana en el alumno pre-escolar y escolar, y así brindarle herramientas cognitivas y actitudinales para generar un óptimo desenvolvimiento en la escuela. 

Ambos programas buscan cumplir con los siguientes beneficios:

  • Elaborar un programa personalizado que responda a las necesidades encontradas en los alumnos y personal docente del centro educativo.
  • Brindar apoyo de manera sostenida durante el año escolar, trabajando en visitas y reuniones mensuales, coordinadas previamente con la institución educativa.
  • Observar a los niños en la institución educativa y elaborar un perfil del aula, de acuerdo a los despistajes realizados.
  • Apoyar a los docentes, en el seguimiento de casos específicos, que requieran un abordaje diferente al de su grupo en el aula.
  • Brindar a los docentes información actualizada en el campo de diagnóstico clínico como de herramientas cognitivas para trabajar en el aula..
¿Te ayudamos?